4 Consejos para elegir tu carrera


March 5, 2021, 11:52 a.m.


Cuantas veces escuchamos la frase “Estudia lo que te gusta, si te dedicas a lo que te apasiona no vas a trabajar ni un solo día de tu vida".  ¡Ojala fuera así de simple!


No negamos que hay gente que la pega, y que estudia aquello que le apasiona, sin embargo sabemos que son realmente muy pocos los casos en los que la gente estudia lo que le realmente le apasiona.  De todas maneras creemos que hay varias herramientas que pueden acercarnos lo mayor posible a cosas de nuestro interés.  En la siguiente nota les dejamos una serie de consejos para empezar a entender como tomar esta desición con el mayor criterio posible.

 

AUTOCONOCIMIENTO

Empezamos por lo más difícil; El autoconocimiento.  Hay personas que lo tienen más desarrollado, y hay personas que casi que ni son conscientes de que existe. ¿De qué se trata? De empezar a entendernos a nosotros mismos, de ser capaces de hacer un autodiagnóstico a partir de las cosas de todos los días.  

Lo primero que recomendamos para esta instancia es el asesoramiento de un profesional (psicólogo) para que nos pueda acompañar en este proceso.  De todas maneras hay ejercicios que pueden realizar por su cuenta para empezar a desarrollar el autoconocimiento. 

La introspección es fundamental; Recomendamos que diariamente se tomen algún momento del día para parar la pelota y reflexionar sobre las cosas de la rutina.  Esto va a ayudarnos a conocer cuales son nuestras capacidades e intereses, tanto como a entender en que cosas no somos tan buenos.  La idea de este ejercicio es poder conocernos a nosotros mismos para orientarnos y ver hacia donde ir.  Es importante que entendamos que se trata de un proceso, no es algo que sucede de un momento para otro.

  • PENSAR EN LA RUTINA: Hacer un zoom en nuestro día a día, no como partícipe de él sino en tercera persona, mirando nuestra propia rutina desde afuera.  ¿Qué hago todas las semanas? ¿Qué es lo que más me gusta de lo que hago? ¿Qué es lo que menos me gusta? ¿Qué disfruto de hacer en mis tiempos libres?  ¿Me gusta conectar con la naturaleza? ¿Me gusta participar de encuentros sociales o prefiero realizar actividades en soledad? ¿Cuál es mi relaciíon con la tecnología? ¿Alguno de mis hobbies está de alguna manera conectado con el arte o la expresión artística?
  • PENSAR EN NUESTROS ROLES: Qué rol ocupo en cada uno de mis circulos sociales.  En mi grupo de amigos, en mi familia más cercana, en mi familia más lejana, en mi equipo deportivo, en el colegio, en los trabajos prácticos. ¿Soy más activo o más pasivo? ¿Suelo cumplir el rol de organizador o participo más en segundo plano? ¿Suelo ejecutar o dejo que otros ejecuten? Un ejemplo que solemos dar son las participaciones en las reuniones sociales:  A la hora de juntarme a comer con mis amigos; ¿Qué rol ocupo? ¿Soy el que organiza todo de antemano y le asigna a cada uno que comprar? ¿Soy el protagonista en la cocina? ¿Soy el que ejecuta y va a comprar las cosas? ¿Soy el que hace las cuentas para dividir los gastos? ¿Soy el que se queda a ordenar con el huesped al final de la reunión?
  • PONER EN PAPEL:  Ideas, gustos, intereses.  A veces poner las cosas en papel sirve para asentar determinadas cuestiones que tenemos dando vuelta en la cabeza

Y fundamental, a no apurarse! Este no es un ejercicio lineal, no vamos a sacar conclusiones concretas a partir de entendernos a nosotros mismos, si no que es una herramienta para estar un paso más cerca de poder elegir aquello que realmente nos interese.

BONUS TRACK: Recomendamos los desafíos de @Asentirsaberamar (instagram) para conectarse con uno mismo.  Una excelente guía con prácticas diarias para trabajar el autoconocimiento.

 

BUSCAR AFUERA (INFORMARSE)

El segundo paso es un poco más sencillo pero también requiere que invirtamos bastante tiempo.  "El conocimiento es poder"; Jamás tan de acuerdo con esta frase.  Es muy importante que salgamos a buscar información de cada carrera y universidad. 

En cuanto a las carreras, recomendamos como algo prioritario leer el plan de estudios.  Sabemos que en muchos casos el nombre de la materia no dice mucho, sin embargo nos da un panorama de que tipo de enfoque tiene cada carrera, y sobre todo, que tipo de enfoque le da cada Universidad, ya que en determinadas ocasiones una misma carrera puede variar mucho entre Universidad y Universidad.

Arrancamos entonces por los datos duros.  Esta es la información tangible, concreta, que generalemte podemos sacar de la misma página de la universidad.  Es fundamental juntar la mayor cantidad de información ya que son muchos los factores que entran en juego para tomar esta decisión.

Para empezar, es importante que recolectemos la información más obvia:

  • Planes de estudio
  • Materias
  • Duración de la carrera
  • Ubicación del edificio de grado
  • Sedes (si es que cuenta con más de una)
  • Aranceles (precio de la carrera)
  • Modalidad (Presencial / Virtual / Mixta)

Esta información concreta nos va a dar un pantallazo general y nos va a ayudar a inclinarnos por una institución que se adapte a nuestra situación geográfica, económica, situacional, etc...

Sin embargo, hay muchisima más información allí afuera, y aca es donde Avocados.tips aparece para aportar su granito de arena.  Toda la información tangible es realmente necesaria, sin embargo creemos que la información más valiosa viene de los datos blandos.  ¿Qué son los datos blandos? Son las experiencias de los propios alumnos, es lo que el propio alumno universitario nos quiere contar sobre su carrera.  Se trata de un punto de vista más subjetivo ya que cada persona es un mundo y cada uno atraviesa su camino a su manera.  De todas maneras creemos que allí, en la voz del alumno es donde reside la verdadera calidad educativa.  Ellos son los protagonistas principales y son quienes nos pueden dar una perspectiva más humana y real de su paso por determinada carrera o universidad.  Es por esto que aconsejamos este tipo de contacto para que ellos puedan contarles su experiencia integral desde un lugar de imparcialidad.  

Esta información va más allá de lo visible pero nos da un entendimiento mas completo de la experiencia universitaria:

  • Calidad de profesores - ¿La carrera cuenta con profesores preparados?
  • Exigencia de la carrera - ¿Voy a tener que dedicarle mucho tiempo al estudio?
  • Carga horaria - ¿Voy a poder trabajar mientras estudio o la carrera va a ocupar todo mi día?
  • Intercambios - ¿Es sencillo aplicar para un intercambio? ¿Hay becas disponibles para realizarlo?

Esta información, y muchísima más es la que nos puede brindar aquellas personas que ya hayan atravsado o que estén en proceso de recorrido de su camino universitario.

 

DESPOJARSE DE LOS MIEDOS

Otro consejo que no nos cansamos de dar es: "No tener miedo a equivocarse"

Siempre aconsejamos tomar decisiones con el mayor criterio  y la mayor cantidad de información de fondo posible, (por eso realizamos este post) sin embargo la elección de la carrera no deja de ser terreno inexplorado.  Más allá de desarrollar nuestro autoconocimiento y realizar una exhaustiva busqueda de información, podemos equivocarnos en la elección de nuestra carrera o univerisdad, por eso queremos hacer hincapié en que equivocarse NO es perder, sino todo lo contrario, es ganar.  Equivocarse forma parte de seguir aprendiendo y entendiendo hacia donde queremos ir.  Entendemos que es díficil verlo como algo positivo pero relamente lo creemos de esa manera.  Atravesar este tipo de experiencias, aunque nos duela en el momento, es una herramienta más para poder poder confirmar y terminar de entender que algo que creíamos que era para nosotros no lo termina siendo.  Desde avocados sostenemos que la experiencia universitaria es un camino, y cada camino es diferente.  No es una competencia de quién llega más rapido sino de quién recorre el mejor camino y quién se nutre de las mejores experiencias. Las experiencias fallidas no dejan de ser experiencias y eso va a ser parte de la construcción del camino de cada uno.  Lo importante es elegir algo y poder tener la valentía de buscar nuevos horizontes si eso que elegimos no nos termina de convencer.  Importante: Nunca es tarde para cambiar de carrera, siempre y cuando lo hagamos para seguir construyendo nuestro camino educativo. 

 

NO EMPEZAR POR EL FINAL

"El título no es la carrera, el título es la consecuencia del camino que hayamos elegido transitar".  Esta frase resume un poco el último consejo que queremos darles.

Esto es algo nuevo, y puede que generaciones anteriores a las nuestras no terminen de entenderlo.  Anteriormente uno pensaba en una profesión en la que le gustaría desarrollarse profesionalmente y a partir de ahi decidía capacitarse para poder juntar las herramientas necesarias para tal profesión.  Sin embargo estamos convencidos que esto cambió.  Creemos que hoy, la salida laboral va a ser casi exclusivamente consecuencia de lo que nosotros hagamos con nuestro propio camino universitario.  Claro está, algunas profesiones dependen de ciertos conocimientos prácticos como lo son el derecho, la arquitectura o la medicina entre otras carrreras... Sin embargo, cientas de profesiones no cumplen con esta linealidad, sino que corresponden a una lógica más parecida a esta: GUSTOS + HABILIDADES + CARRERA UNIVERSITARIA + CURSOS COMPLEMETARIOS = SALIDA LABORAL

A lo que vamos con esta ultima recomendación es la importancia que le damos al ir de menor a mayor.  Es imposible que estemos convencidos de estudiar determinada carrera si ni siquiera sabemos de que está compuesta.  El nombre o el título de la carrera no nos dice mucho.  Para poder sacar el mayor jugo de la experiencia unversitaria tenemos que disfrutar el proceso, es por eso que recomendamos sacarse el título de la cabeza y las posibles salidas laborales para concentrarse en transitar el camino, paso a paso.

La experiencia universitaria es la que nos va a ir moldeando y formando para despues terminar desarrollándonos en lo que más nos guste.  Veamosla como los cimientos de nuestro desarrollo profesional.

¡Y no dejemos de aprender, que de eso se trata la vida!